Fernando Fernández alcalde de A veiga (Ourense) 2007-2009.

Opiniones en contra de la Censura a D. Fernando Fernández en A Veiga.

D. Fernando Fernández  recibiendo un reconocimiento de la Asociación Cultural Alberguería - Oleiros en la fiesta del 50 aniversario. 2008

Vovel a la página "O encoro do Umia" Salír

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Opiniones en contra de la Censura a Fernando en A Veiga. (27/11/2009).

Lily Estévez Paradelo.

Me sorprende enormemente las cosas que están haciendo en forma descarada los del Partido Popular y Los Independientes, en contra del Sr. Alcalde de A Veiga, Sr. Fernando Fernández, al cual tuve el gusto de conocer el año pasado en ocasión del 50º Aniversario del anegamiento de Alberguería.
Con las personas que hablé, de distintos pueblos de ese ayuntamiento, todas estaban muy satisfechas con la gestión de D. Fernando y también como persona, no así de la anterior gestión del Sr. Yañez.
Yo creí que esas barrabasadas pasaban en Argentina, a lo cual estamos acostumbrados, pero no en España. Por lo visto no es así, y como dice el refrán "en todas partes se cuecen habas . . ."
Lo lamento sinceramente por el prestigio de los políticos españoles, y mas lo lamento por D. Fernando, que me impresionó como una excelente persona, cosa que me confirmaron muchos vecinos, que era un alcalde con el que se podía tratar, muy llano y sensible.
Resulta ser según aducen sus oponentes, ahora es delito defiender la ecología. ¿Acaso desconocen que actualmente es uno de los temas mas importantes en todo el mundo en vista al futuro?
Claro, seguramente eso no beneficia a los "negociados" particulares que otros hicieron y quieren volver hacer.

Repito, lo lamento mucho por D. fernando y ojalá lo dejen terminar su mandato en paz, es lo que corresponde y lo que él se merece, y luego los votantes que decidan.

Los vecinos del ayuntamiento de A veiga que vivimos en Argentina (somos muchos), que no tenga duda D, Fernando, estamos con él, y le apoyaremos, mucha suerte...

   

Jesús Estévez Nogueira.

Tuve el agrado, al igual que otros emigrantes, de conocer a Don Fernando Fernández en oportunidad del 50 aniversario de la anegación de mi pueblo natal, Alberguería, -del que tuve que salir cuando empezaba a caminar-, quedando en mi memoria una inmejorable impresión de cómo un funcionario puede ser también una persona humilde y amable, generosa y sensible, lejos de la que tengo de la mayoría de los funcionarios políticos.
Estoy muy sorprendido del motivo que aduce la moción de censura para desplazar al Alcalde por lo que recurro al diccionario de la Real Academia y leo:
_Ecologista: adj. Que propugna la necesidad de proteger la naturaleza.
_Radical: adj. Tajante, intransigente.
Seguramente Don Fernando no será principal beneficiario, pruebas a la vista, de ser un ecologista radical, pero sin dudas lo serán los hijos, nietos y descendencia de los que allí habiten o por allí pasen y no parece poca cosa en estos días en que se adora como un Dios el beneficio inmediato, llevar a cabo el trabajo pensando en ellos, en el futuro que no disfrutaremos nosotros.
Lo que me parece más extraño es que se censure a alguien por sus virtudes y más aún cuando los elogios provienen de ocasionales adversarios políticos, lo que le otorga ribetes de extraordinaria tarea.
Por eso me siento obligado a transmitirle a Don Fernando Fernández mis sinceras felicitaciones, de mi parte, de mis hijos y los hijos que estos tendrán. De quienes pensamos que las riquezas naturales que nos rodean debemos cuidarlas no por ser una herencia de nuestros antepasados, sino por habérsenos dado a préstamo por nuestra futura descendencia.
Gracias Don Fernando, también desde muy lejos, cuente con nosotros.
 

   

Benjamín Vences

Sr., Fernández, espero seguir contando con su presencia en sucesivos encuentros de los vecinos de Alberguería los días 15 de Agosto de cada año. A nivel personal, como ya dije en alguna ocasión, me cautivó su franqueza, sencillez y su cercanía al pueblo liso y llano (que al fin a y al cabo somos todos).
En los encuentros en nuestra fiesta tuve el HONOR de charlar y hacerme algunas fotografías con Vd., las cuales conservaré con cariño hasta el fin de mis días.
Aunque de ideas políticas diferentes hemos congeniado, porque en nuestra fiesta se recuerda a aquellos que fueron expulsados de su pueblo con una mano delante y otra detrás, sin ideología ninguna, pues no se podían decir públicamente so pena de pasar por una prisión.
En estos días no estuve en casa, en Marín, pero he seguido a través de la prensa la moción de censura y a través de ese conocimiento, me atrevo a decir que de algún modo siento vergüenza de las maniobras de algunos por encaramarse en la "poltrona" e ir por la calle con la cara lavada por fuera, pero en su interior se sentirán muy sucios, aunque no lo demuestren.
¿La culpa?, de cuatro pelotas que con tal de verse acompañados y presumir de que son "amigos" de uno o de otro viven engañados con cuatro falsas promesas.
Sr. Fernández, espero seguir contando con su amistad y reitero la invitación hecha en su día de que mi casa es su casa, si vd.  en alguna ocasión visita ésta ciudad, está usted y su familia invitado a nuestra casa.
Espero verle pronto restituido en su cargo.
Un saludo              

   

"A Veiga está a punto de perder a su alcalde ideal. Si la moción de censura se basa en que el alcalde socialista es un “ecoloxista radical” que impide el “desenvolvemento” del Concello, la moción de censura es un absoluto absurdo y Fernando Fernández el alcalde que nunca debería caer por semejante incongruencia.
Si un concello hay en esta provincia cuyo potencial aparece meridianamente claro que habrá de basarse en sus recursos naturales, ese es A Veiga. Lo sabía incluso don Vicente Carrasco, incluso casi antes de que se inventara esto del ecologismo (al parecer su hijo, número 2 del PP, todavía hoy no lo sabe).
Tuvo tiempo suficiente para haberlo aprendido también Edesio Yáñez. Pero Edesio Yáñez no tiene la suficiente sensibilidad. No aprendió, heredó.
Antes de pronunciarse Alfonso Rueda a mil kilómetros de distancia, debería haber recapacitado en que hay mociones que no se sostienen porque se argumentan ridículamente. La de A Veiga es un claro ejemplo.
Populares e independientes de A Veiga han escrito este 16 de noviembre la más gloriosa página de las mociones de censura más absurdas de esta provincia. Y las ha habido.
Pero tanta tontería junta en una sola, nunca hasta ahora.
 

   

Secundino Lorenzo Fernández

De vergüenza es que no exista motivo y sigan insistiendo en el tema de echarlo de la alcaldía.  La política tiene que ser más seria. La imagen es penosa.
Parece ser, viene hoy en el periódico,  que a Fernando alcalde de A Veiga hasta el 27 de noviembre del 2009 le llamaron en ese pleno, como insultos: socialista, sindicalista y ecologista radical.
Increible.
Sabía lo de ecologista radical. Lo de "radical" ya dije que mueve a risa. Lo de ecologista por no querer que masacren los montes de A Veiga como Pena Trevinca, quería que fuese Parque Natural, o decir que está en contra de las canteras como la de Rio Mao es algo que desde mi punto de vista le honra.
Lo de socialista y sindicalista es el colmo y personalmente no me merece más que mi repudio.  Realmente esperpéntico en la España del 2009.

A Fernando, un amigo, le deseo lo mejor y le doy las gracias públicamente por todo el bien que hizo por la causa de Alberguería, realmente es difícil hacerlo mejor.

En el tema del ecologismo suscribo plenamente las palabras de Lily Estévez, Jesús Estévez y de Mako y recuerdo a los nuevos mandatarios de A Veiga  aquella famosa profecía china:

Solo después de que el último árbol sea cortado.

Solo después de que el último río sea envenenado

Solo después de que el último pez sea apresado,

solo entonces sabrás que el dinero no se puede comer.

Espero, que los que van a gobernar los próximos años en A Veiga, no descarto que vuelva Fernando Fernández, no hagan "animaladas anti-ecológicas" en el "paraiso desconocido de Galicia", que citaba mi amigo Jose Benito Reza, Director General de medio Ambiente en el anterior gobierno de la Xunta, y gran conocedor de Pena Trevinca y su entorno.

 

D. Fernando Fernández recibió el 15 de agosto del año 2008, 50º aniversario del anegamiento de Alberguería, una placa en reconocimiento a su gran labor en favor de Alberguería. En la fotografía están Moisés Blanco, tesorero de la Asociación Cultural Alberguería-Oleiros, Lily Estévez que también recibió una placa de reconocimiento a su labor en pro del pueblo de Alberguería, María Prada, presidenta de la Asociación cultural Alberguería Oleiros; D. Fernando Fernández ex-alcalde de A Veiga  y Secundino Lorenzo que fue nombrado hijo adoptivo de Alberguería en el mismo acto.

Vovel a la página "O encoro do Umia" Salír